lunes, 24 de octubre de 2016

¡Las mujeres también escribimos fantasía! (I)

Este mes de Octubre, como creo que la mayoría sabéis, se organizó la #LeoAutorasOct: un acuerdo entre distintos lectoras para leer, en el mes de Octubre, obras escritas por mujeres. Esto, como era de esperar, ha hecho que la blogosfera se llenara de artículos sobre la feminidad en la literatura, los problemas para que se publique a una mujer y un largo etcétera. 

A mi, como no podía ser de otra forma, esta iniciativa me ha hecho pensar en algo: al intentar participar me encontré preguntándome a mi misma qué autoras de fantasía conocía y me sobraron dedos en las manos para contarlas.

¡No puede ser! Me dije -si, tengo la costumbre de hablarme a mi misma, ¿vale?- Taty, ¿vas a ser una autora de fantasía y no eres capaz de nombrar a más de 5 autoras de tu mismo género?

Como no hay horror más peligroso que la ignorancia, solté un reclamo por Twitter, pidiendo recomendaciones literarias escritas por mujeres. ¡Jamás me imaginé que participarais tanto y que consiguiera una lista de nombres tan enormérrima como la que tengo!

Así que he decidido publicar una serie de entrandas recomendando escritoras de fantasía porque, amigos mios: 


No voy a entrar a intentar entender porque estamos tan invisivilizadas, suficiente se ha hablado ya. Con esta entrada pretendo mostraros una lista de BUENAS autoras por si, como yo, no sabéis por donde empezar para leer fantasía escrita por mujeres.

1. Hagar Yanai 

El Levitán de Babel, publicado en español por la ed. Pàmies.

"Una noche, un ladrón se infiltra en el laboratorio del doctor Emanuel Margolis —un reputado científico que está trabajando para acabar con la depresión y la tristeza en la humanidad—, robando la medicina con la que el doctor pretende curar a su esposa Tammy, que languidece en un hospital psiquiátrico. Sus hijos, Yonatán y Ela, siguen al ladrón a una Babilonia antigua, donde se encuentran con un mundo fantástico en el que coexisten la magia y la ciencia, los demonios y las máquinas... y los psicofármacos. 
Babilonia está gobernada por el Emperador y la terrible Orden de los Ajshadrapanim. Estos controlan a la población, sobre la que se cierne la amenaza de la Plaga de las Manchas Tenebrosas, una terrible enfermedad que se originó en el Abismo y que hace que los que la sufren caigan en una profunda depresión, siendo internados en «campos de sanación».
Pero un ejército rebelde se está preparando en las montañas. Están comandados por el caudillo Hilel Ben Shajar, que según los chamanes fundará una nueva dinastía y acabará con el poder de la Orden.
Mientras, en todo el reino crecen los rumores acerca de la llegada de un Leviatán, una ballena de tamaño y poderes extraordinarios...
En esta audaz novela, Yanai utiliza elementos sacados de la mitología judía, babilónica, sumeria y acadia, y también crea una nueva y emocionante historia alternativa."

2. Trudi Canavan

El gremio de los magos, publicado en español por la ed. DeBolsillo.

"El primer volumen de una deslumbrante trilogía de género fantástico.
Cada año los magos de Imardin se reúnen para vaciar las calles de la ciudad de vagabundos, pícaros y maleantes. Son maestros en las diversas disciplinas de la magia, y saben que nadie puede oponérseles. Pero su escudo protector no es tan impenetrable como creen. Porque Sonea, una joven de la calle, está furiosa tras ver que su familia y sus amigos van a ser expulsados de la ciudad. Toda la rabia acumulada por años de injusticia va concentrada en una piedra que Sonea lanza contra las fuerzas del orden. Para sorpresa de todos, la piedra atraviesa la barrera invisible y derriba a uno de los magos. El peor de los temores del gremio se ha hecho realidad: hay un mago sin educar en las calles. ¡Un mago fuera de la nobleza! Deben encontrar a Sonea cuanto antes, porque se trata de una persona con un poder enorme que, descontrolado, representa una amenaza tanto para quien lo posee como para el resto de la ciudad."




3. Robin Hobb, pseudónimo de Megan Lindholm.

Aprendiz de asesino, publicado en español por la ed. Plaza y Janés.

 


"Traspié, hijo bastardo del noble príncipe Hidalgo, es heredero al trono de los Seis Ducados. Después de ser rechazado por su familia es llevado a la corte real, donde crece bajo la tutela del arisco caballerizo de su padre. Todos los miembros de la realeza lo consideran un paria, salvo el taimado rey Artimañas -su abuelo-, quien busca que sea instruido en las artes del asesinato, ya que por sus venas corre la sangre de una Habilidad mágica.

Mientras los bárbaros invasores saquean las costas, Traspié se convierte en un hombre. Pronto deberá enfrentar su primera misión, tan peligrosa como desoladora.
Y aunque hay quienes ven en él una amenaza para el trono, quizá posea la fórmula secreta para la supervivencia del reino."





4. Marion Zimmer Bradley

Las nieblas de Avalón, publicado en españa por la ed. Salamandra

"En mi vida me han llamado de muchas maneras: hermana, amante, sacerdotisa, hechicera, reina. Ahora, ciertamente, soy hechicera, y acaso haya llegado el momento de que estas cosas se conozcan. Pero, a decir verdad, creo que serán los cristianos quienes digan la última palabra, pues el mundo de las hadas se aleja sin pausa del mundo en el que impera Cristo. No tengo nada contra Él, sino contra sus sacerdotes, que ven un demonio en la Gran Diosa y niegan que alguna vez tuviera poder en este mundo. A lo sumo, dicen que su poder procede de Satanás. O bien la visten con la túnica azul de la señora de Nazaret (que también, a su modo, tenía poder) y dicen que siempre fue virgen. Pero ¿qué puede saber una virgen de los pesares y tribu- laciones de la humanidad? Y ahora que el mundo ha cambiado, ahora que Arturo (mi hermano, mi amante, el rey que fue y el rey que será) yace muerto (dormido, dice la gente) en la sagrada isla de Avalón, es necesario contar la historia tal como era antes de que llegaran los sacerdotes del Cristo Blanco y lo ocultaran todo con sus santos y sus leyendas. Pues, como digo, el mundo ha cambiado. Hubo un tiempo en que un viajero, si tenía voluntad y conocía algunos secretos, podía adentrarse con su barca por el mar del Estío y llegar, no al Glastonbury de los monjes, sino a la sagrada isla de Avalón, pues en aquellos tiempos las puertas entre los mundos se difuminaban entre las brumas y estaban abiertas, según el viajero pensara y deseara. Y éste es el gran secreto, que era conocido por todos los hombres instruidos de nuestros días: el pensamiento del hombre crea un mundo nuevo a su alrededor, día a día."

 
Y, para terminar por hoy, una autora española:

5. Aranzazu Serrano Lorenzo

Neimhaim, publicado en la ed. Fantascy

"Una profecía señala a los clanes Djendel y Kranyal que deben unirse en tiempos de adversidad. Juntos fundan un nuevo y próspero reino llamado Neimhaim, donde la hija de Gursti Bäradlig, líder de los Kranyal, y el hijo de Adroon, guía espiritual de los Djendel, se convertirán en los primeros reyes de una nueva dinastía legendaria.

Tras su nacimiento, Ailsa y Saghan deberán superar muchas y complicadas pruebas para cumplir la profecía; para ello se criarán en una península solitaria y salvaje, y aprenderán, bajo condiciones extremas, el arte de la espada y habilidades sobrenaturales conocidas como los 'dones'. Entre ellos crecerá, de manera inexorable, un vínculo especial y potentísimo que será a la vez su mayor don y su mayor debilidad.Pero a pesar de sus esfuerzos y de las promesas divinas, el futuro de Neimhaim tiene un poderoso enemigo: Nordkinn, un inmortal caído en desgracia que tiene sus propios planes para los herederos y para todo el reino."
 
 



Y, por hoy, eso es todo. 
¿Habéis leído alguna de estas autoras? 

Puedes consultar todas las entradas de estas serie haciendo click aquí.

 


Como siempre, os recuerdo que podéis suscribiros a mi newsletter, donde mensualmente os resumiré mis entradas y podréis acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  
 
¡Y seguid escribiendo!

miércoles, 19 de octubre de 2016

¿Cómo ponerle la piel de gallina al lector?

Siempre he considerado que un buen libro -entre otras mil cosas- debe conseguir remover algo en ti. Debe hacerte sufrir, odiar, amar, sentirte esperanzado o angustiado. Tiene que hacer que algo en tu interior se agite y vuele

Las palabras, amigos mios, pueden llegar a tener más poder que los actos. ¿O es que acaso nunca os han hecho más daño con palabras que con un golpe? Sin embargo, ¿cómo usar este poder a nuestro favor? ¿Cómo emocionar de esa forma al lector?


1. Toda escena debe transmitir una sensación. 

Toda palabra, todo gesto y toda acción que introduzcas en tu novela tiene que ser para algo. Agregar escenas o descripciones insustanciales que no sirven para nada es un error. Debes tener claro desde el principio que sensación quieres transmitir en cada escena. No tiene que ser nada exagerado, puede ser una simple presentación de un personaje nuevo. Pero dale a todas tus escenas una función en tu novela. 

Una vez otorgada la función, podrás trabajar mejor las sensaciones que quieras transmitir. Por ejemplo, no será igual la presentación de un personaje si aparece dado un gran discurso en la corte, que si aparece violando a una campesina. Juega con las emociones para transmitir el sentido de cada escena.

2. Usa los sentidos para potenciar lo que siente el personaje. 

En algunas novelas, parece que los personajes carecen de todos los sentidos excepto el de la vista. Todo se describe visualmente y se dejan a un lado el resto de sentidos. 

Me parece muy importante incorporar el resto de sentidos. Un día de mercado no sólo es un estallido de movimiento y color, es un conglomerado de olores tan discordantes como el que produce una parada de carne pudriéndose al sol al lado de una paradita de perfumes y tinturas para damas; es una atronadora canción compuesta por mercaderes gritando sin ton ni son, niños correteando y riendo, madres persiguiéndoles a gritos y, porque no, una pelea de borrachos al final de la calle. 

Es muy importante dejar de invisibilizar el resto de sentidos, porque ayudarán en gran medida a potenciar las sensaciones que queramos transmitir. No es lo mismo que tu héroe entre en una cueva oscura; a que entre en una cueva oscura con un sospechoso olor a sangre fresca, ¿no?

3. Utiliza el climax o anticlimax.

A la hora de tratar algo importante que deseamos que marque al lector -junto, por supuesto, al personaje- podemos utilizar la técnica del climax o su opuesto, el anticlimax. No siempre resultará una buena técnica, todo dependerá de lo que queramos transmitir. 

El climax consiste en ir creando la situación deseada in crecendo, mientras que el anticlimax, funciona a la inversa, se crea la situación partiendo del punto algído y avanza in decrecendo. En general, suelen ser técnicas que se complementan la una a la otra. 

El climax puede tratarse únicamente de una escena en concreto que queramos destacar por su impacto en la trayectoria de un personaje -por ejemplo, una violación o ser testigo de la muerte de un compañero-, pero también podemos concebir la trama en su totalidad a partir de esta técnica. 

En esta entrada, en concreto, nos centraremos en su uso para destacar escenas que lleguen a impactar a nuestro lector. Su uso es común en escenas en las que se pretende poner en tensión al lector, ya sea porque se percibe que la muerte acecha a los protagonistas o porque va a suceder algo aterrador 

Aplicarlo es sencillo. Consiste en hacer avanzar la escena a la par que aumentar la tensión dramática. Un ejemplo brillante de esto es la famosísima Boda Roja de mi querido Martin. Es una escena brillante con un climax increíble. El lector va oliéndose poco a poco que algo va mal y siente angustia por los personajes cuando, cada vez más cerca del final, todo empieza a descabellarse. No es que pase nada, porque lo que pasa, pasa al final; sino que el ambiente se va enturbiando por momentos haciendonos sospechar a nosotros, lectores, lo que va a pasar -es dificil poner un ejemplo sin mencionar lo que pasa por no soltar spoilers xD-

4. Utiliza un punto de vista subjetivo, centrado en un pj.

El narrador omnisciente, en muchas ocasiones, hace que el lector se aleje de los sentimientos del personaje. No es lo mismo una novela escrita en tercera persona que una escrita desde una primera, eso está claro. 

Sin embargo, si prefieres utilizar un narrador en tercera persona y, aún así, intentar acercar al lector a tu personaje; un buen consejo que puedo darte es centrar la narracción a su punto de vista. Dejar de ser omnisciente para pasar a ser un narrador equisciente -muy bien explicado en esta entrada de Literautas-.

De esta forma, logras acercar mejor la postura que pueda optar el personaje con el lector. Es una forma fácil de que el lector entienda las reacciones del personaje puesto que puede leer y entender mejor sus pensamientos.

5. No digas qué siente el personaje: muéstralo. 

Juguemos a buscar las 7 diferencias:
  1. María está deprimida.
  2. María no quería salir de la cama. ¿Para qué? ¿Para lanzarse a una vida que no quería? ¿Para dedicarse a un trabajado que no deseaba? ¿Para besar a un desconocido que no amaba? Mejor permanecer en la cama y dormir. Y no dejar nunca de dormir. 
Maria es el mismo personaje y en ambos casos está deprimida. Pero, ¿a quién entiendes mejor? ¿Por quién puedes llegar a sentir pena? ¿O, incluso, llegar a sentirte idetificado?

La magia de las palabras, amigos: no digas lo que quieres que el lector sienta, haz sentir al lector lo que quieras que sienta.

6. Evolución de los personajes y de la trama acorde con lo acontecido. 

Un punto que considero fundamental para que el lector pueda sentirse identificado con la trama y los personajes, es que esta sea coherente

Hace nada me he leído un libro en el que la esposa del protagonista accede a que el sha del reino la viole para evitar que esté mande destripar a su marido -a pesar de que acceda, puesto que es sexo a partir de una cohacción, sigo considerándolo violación-. Pues bien, ante esta espléndida situación narrativa, me esperaba más juego con los personajes, una mayor presencia de la mujer o SIMPLEMENTE ALGO. Si añades una escena con una carga emotiva tan destripante como puede llegar a ser una violación, debe repercutir de alguna forma en los personajes afectados o, incluso, en la trama

Del mismo modo sucede con la muerte de un personaje. Si matas a alguien importante para tus protagonistas, esta muerte debe afectarle. No sólo durante unos instantes -ejem, ejem El corredor del laberinto ejem, ejem- si no lo que sería habitual en una persona real.

Y eso es todo, 
¿qué técnicas empleas para emocionar a tu lector?



Como siempre, os recuerdo que podéis suscribiros a mi newsletter, donde mensualmente os resumiré mis entradas y podréis acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  
 
¡Y seguid escribiendo!

sábado, 15 de octubre de 2016

¡Lectura Conjunta de "Imperio Final" de Brandon Sanderson!

Como bien sabéis los que me seguís por mis redes, he pasado una temporada en la que no podía, apenas, ponerme a escribir, ni actualizar el blog, ni siquiera a leer a otros ni a NADA.

Pero ya terminó, ya soy libre, y llevo unos días pensando qué hacer, qué ofreceros que os pueda compensar estas semanas sin entradas ni interacciones. Y, et voilá, ¿qué mejor manera que aprender a escribir que leyendo a unos de los mejores escritores de fantasía?
«Si quieres ser escritor sólo tienes que hacer dos cosas; leer mucho y escribir mucho» Stephen King
E, incluso mejor que eso, ¿qué mejor manera de aprender de una buena lectura que compartiéndola y comentándola con otros escritores que se encuentren en nuestra misma situación?

Así que me he dicho: 
¡Qué narices! ¡Organicemos una LC para leer a Sanderson!


¿Qué es una LC?

Una lectura en la que todos los participantes acordamos leernos una obra, en este caso Imperio Final de Brandon Sanderson, durante un mismo período de tiempo; mientras la vamos comentando por las redes. Es una forma de leer en compañía y compartir opiniones.

La idea es empezar el 24/10 y terminarla, como tarde, el 24/11. Si llegas unos días tarde, no hay problema, ¡serás bien recibido!

¿Cómo puedo participar?

Sólo tienes que tener una cuenta de Twitter y darle RT a mi tweet anunciando esta lectura conjunta. 

Para comentarlo, solo tendrás que usar el hastag #LCImperioFinal hablando de tus impresiones. Es muy importante que, si vas a decir algún SPOILER, lo anuncies al principio del tweet


¡Y ya está! Sencillo, bonito y barato.
¿A qué esperas para apuntarte?


Como siempre, os recuerdo que podéis suscribiros a mi newsletter, donde mensualmente os resumiré mis entradas y podréis acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  
 
¡Y seguid escribiendo!

miércoles, 5 de octubre de 2016

¿Cómo sacar tiempo para escribir?

Los que me seguís por Twitter os habréis hartado de mis quejas estas últimas semanas. De golpe y porrazo he pasado de trabajar unas 24 horillas semanales, a trabajar justamente el doble; lo que, literalmente, me ha dejado sin tiempo libre -de ahí el parón del blog-.

Pero no hay mal que por bien no venga. Esta situación que, aleluya, ya se ha terminado, me ha llevado a valorar muchísimo más mi tiempo. Ese tiempo que antes decía que no poseía; esas valiosas mañanas libres que tanto desaprovechaba. Si es que, amigos míos, no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos. 


Esta es una pregunta que todo escritor se hace en algún momento de su trayectoria. ¿De dónde voy a sacar esas horas y horas de tedioso trabajo? La respuesta es sencilla: el tiempo lo posees, solo debes aprender a administrarlo correctamente

1. Investiga tu rutina. 

Lo primero que tienes que hacer para organizarte es estudiarte. ¿A qué hora te levantas? ¿Pierdes tiempo delante del televisor? ¿Echas largas siestas por la tarde? ¿Sueles pasarte horas jugando a videojuegos? ¿A qué hora te vas a dormir?

Separa tu rutina diaria en dos grandes apartados
  1. Tareas obligatorias: aquellas que debes hacer. Ir a estudiar o a trabajar, dormir, comer, hacer tareas en casa, etc.
  2. Tareas de ocio: todas aquella tareas de las que podrías prescindir. Mirar la televisión, jugar a videojuegos, horas de lectura, etc.

2. Prioriza y prescinde

¿Realmente es necesario pasarte cuatro horas diarias jugando? ¿Podrias reducir el tiempo perdido delante del televisor? ¿Es necesario que revises el estado de tus redes cada hora? Prioriza tus tareas diarias. 

Muchas veces nuestro tiempo lo perdemos en tareas superfluas. Yo, por ejemplo, perdía una hora diaria mirando la tele por las mañanas. Ahora, me pongo ante el ordenador, con una taza de té, mientras reviso mis entradas programadas. 

No es cuestión de perder todo tu tiempo de ocio, que es algo que también necesitas, se trata de ganar horas de tiempo a partir de evitar distracciones que llevamos interiorizadas. A veces, conseguirás este tiempo extra, simplemente, levantándote un poco más temprano.

3. Establece un horario y cúmplelo

Necesitas una rutina. Todos los días de la hora X a la Y: tiempo totalmente dedicado a escribir. Puedes dedicar una hora, dos, tres o cuatro. Dependiendo del tiempo del que puedas disponer.

Lo importante será cumplirlo día sí y día también. Al principio será duro y muchos veces te tentarás queriéndo dejarlo para otro día. Piensa que en cuanto la rutina este interiorizada, te será mucho más cómodo y ágil sentarte a escribir

4. Ponte objetivos y premios

Para fomentar el cumplir la rutina establecida, es muy útil proponerte objetivos diarios. Por ejemplo, si aún estás en el proceso de creación de personajes, te pones el objetivo de terminar X número de personajes en la primera sesión. Si lo cumples, te concedes algún tipo de premio. 

En mi caso personal, si cumplo la espectativa, me premito jugar a videojuegos; si no lo alcanzo, me quedo sin jugar. A veces, incluso, me sobrono a base de chocolate. 

De esta forma, además de la motivación propia del ejercicio literario, fomentarás las ganas de avanzar en tu proyecto

5. Concédete descansos

Apegarte a un rutina dura puede llegar a hacer que odies tu trabajo, por eso, deberías concederte un día entero de descanso. Un día entero para hacer exactamente lo que te apetezca en ese preciso instante. Para dedicar a toda esa lista de cosas prescindibles a las que habías renunciado. De esta manera, también, logarás descansar lo justo de la rutina para no despegarte de ella

Y eso es todo por hoy,
Y tú, ¿cómo consigues sacar tiempo para escribir?



Como siempre, os recuerdo que podéis suscribiros a mi newsletter, donde mensualmente os resumiré mis entradas y podréis acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  
 
¡Y seguid escribiendo!