lunes, 7 de noviembre de 2016

8 consejos para superar el NaNoWrimo 2016

Es noviembre. Y la blogosfera ha estallado porque la mayoría participa en el NaNoWrimo de este 2016. ¿Lo qué?, me preguntaréis algunos. El NaNoWrimo es una carrera a contrareloj para que escritores amateurs (o no tanto) escriban su novela -50.000 palabras- a lo largo de todo el mes de Noviembre. Aunque el premio más grande es tener tu primer borrador escritor, se ofrecen premios a aquellos que lleguen a las 50.000 palabras dentro del plazo. 

Aunque yo no voy a participar este año, he visto muy solicitada esta entrada por parte de mis lectores. Así que ahí va:



1. Calendario con un mínimo diario

Para alcanzar un objetivo tan concreto -esas 50.000 palabras- no hay mayor consejo que organizarse a partir de un calendario en el que ir anotando todo lo que se escribe diariamente; pero, más importante aún, debes ponerte un mínimo diario que se ajuste a como vayas a llevar este mes

Por ejemplo, pongamos que decides escribir TODOS los días. Esto quiere decir no fallar ni uno: aunque estés enfermo o sea el cumpleaños de tu madre. Sin fallar, tendrás que escribir 1667 palabras diarias. 

Pero... seamos francos, ¿vas a escribir todos los días? ¿Y si tienes algún examen que estudiar? ¿Y si te pones enfermo? O, incluso, ¿y si quieres descansar lo fines de semana? 

Tienes que planificar qué días escribiras y cuáles no; dividir estas 50.000 palabras entre el número de días acordados. Ese será tu mínimo diario personalizado. Es importante que lo tengas claro desde el primer día. Para saber si vas por buen camino o te estás quedando corto.  

2. Sistema de premio/castigo.

Para lo que somos poco disciplinados y tendemos a la procrastinación, necesitamos algún tipo de refuerzo para no caer en la opción fácil de quedarse en el sofá sin cumplir nuestro cupo.

En mi caso en concreto, empleo un sistema de premio para motivarme a escribir. Cuando escribo, lo hago premiandome con algo que SOLO hago cuando escribo. En mi caso, una taza de chocolate o de rico Roiboos con naranja. Toma algo que te guste mucho y que tomes/hagas poco y combinalo con tus horas de escritura. Así, de forma subconsciente, asociaras el hecho de escribir a esa buena experiencia, haciendo que te sea más sencillo ponerte a ello.

También puedes emplear el caso contrario: castigarte a ti mismo cuando no cumples el cupo. Pero creo que para el NaNo lo mejor es el premio, puesto que los castigos acaban desmotivando demasiado. 


3. Crear rutina

Lo que más va a ayudarte a superar el NaNo va a ser una rutina establecida. Si tienes un horario fijo en tu trabajo o centro de estudios, te será fácil ocupar un huequecito libre a tus quehaceres literarios.

El ser humano funciona de maravilla repitiendo pautas. Si acostumbras a tu cuerpo a escribir de tal hora a tal hora, terminaras haciéndolo de forma automática, sin demasiado esfuerzo.

 
Si tienes un horario loco como el mio, lo vas a tener difícil puesto que te verás obligado a buscar un hueco un poco intempestivo para escribir: de madrugada antes de trabajar o por la noche antes de irte a dormir.

Lo importante es que siempre sea exactamente la misma hora y se convierta en una tarea rutinaria.


4. Compartir y socializar con otros escritores.

No hay mayor motivación para seguir escribiendo que comparar tus avances con otros escritores que también participa. Saca tu lado competitivo. Crea un grupo de escritores del NaNo y proponte ser el primero en terminar tu novela. Compite con ellos, superarlos cada día.

De esta forma, conseguirás otra motivación más para seguir adelante día a día y no quedarte atrás.

5. Ten la historia, pjs y worlbuilding pensados.

Sin embargo, por mucho calendario, rutina o grupos de What's App tengas, si no tienes la historia pensanda, no te servirá de nada. Considero que lo fundamental para poder superar el NaNo es empezar con la trama de tu historia previamente trazada, tanto si eres escritor de brújula como de mapa. Incluso, me atrevería a decir que necesitas tener, también, trabajado todo el worlbuilding y los personajes.



Escribir no consiste solo en garabatear en una hoja en blanco. Necesitas tener todo esto previamente planificado para que te salga una novela decente con cierta coherencia interna.


6. No te estanques.

Uno de los mayores peligros que acechan a cualquier escritor es estancarse en un escena o capítulo concreto. El NaNo es una carrera a contrarreloj. No pierdas tiempo en una escena que no avanza. Déjala a medio terminar y continúa con la siguiente. Es mil veces mejor dejar algo a medias que bloquearte y no poder avanzar. Lo más seguro es que cuando hayas avanzando, puedas volver atrás a terminar la escena y el bloqueo habrá desaparecido.

7. Compensa los dias que falles.

Aún teniendo el calendario, el sistema de premio y una rutina establecida, es muy posible que falles más de un día. No pasa nada, no te desanimes por ello. Simplemente, compensa lo días que hayas fallado. Escribe un día que no tenías planificado escribir o reparte las palabras que deberías haber escrito a lo largo de los días siguientes.

Todo tiene solución: un día perdido solo significa escribir más el día siguiente. No te desanimes y sigue escribiendo. 
8. Escribe. Sólo escribe.

Este último consejo parece un poco obvio pero a veces se nos olvida. El NaNoWrimo premio la cantidad y no la calidad. Consiste en crear un base sobre la que trabajar más adelante. No saldrá de un NaNo, jamás, tu novela terminada y lista para publicar. Sirve, sencillamente, para tener un primer borrador que, más adelante, será releido y corregido infinidad de veces. 

Ahora, durante el NaNo, tu tarea se limita en crear ese borrador que más adelante corregirás. Durante el NaNo: no corrijas, no releas. Sólo escribe. Nada más.

Y eso es todo por hoy,
¿Participarás en el NaNo? 



 Como siempre, os recuerdo que podéis suscribiros a mi newsletter, donde mensualmente os resumiré mis entradas y podréis acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  
 
¡Y seguid escribiendo!

3 comentarios:

  1. Me hubiese encantando participar pero no tengo tiempo ni de respirar... no creo que lo cumpliese y le tengo bastante miedo jaja
    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Yo participé el año pasado y lo que más me ayudó a llegar al final fue, como tú bien dices, ponerme una rutina y tener un amigo que sirvió de apoyo (y contrincante). El Nano es una experiencia genial y se lo recomiendo a todo aquel que quiera verse a sí mismo, al fin y sin excusas, como escritor.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. No sabía que había premio para los que completaran el reto.

    Gracias por los consejos :D

    ResponderEliminar