martes, 18 de junio de 2013

"El color de la magia" de Terry Pratchett

Título: El color de la magia
Saga: Mundodisco, #1
Autor: Terry Pratchett
Editorial: Debols!llo
Páginas: 285
"En un mundo plano sostenido por cuatro elefantes impasibles -que se apoyan en la espalda de una tortuga gigante- habitan los estrafalarios personajes de esta novela: un hechicero avaro y torpe, un turista ingenuo cuyo fiero equipaje le sigue a todas partes sostenido por cientos de patitas, dragones que existen si se cree en ellos, gremios de ladrones y asesinos, espadas mágicas, la Muerte y, por supuesto, un extenso catálogo de magos y demonios... En esta serie de novelas se dan cita todos los temas y situaciones del género fantástico, visto a través del personalismo y corrosivo sentido de la comicidad de un autor inglés que se ha convertido en uno de los escritores de humor de mayor éxito y fama en el mundo."
Reseña

Muchos amigos me han recomendado a este autor, pero siempre tenía otras lecturas pendientes que me acababan absorbiendo; pero cuando decidí seguir sus consejos, ya desde la primera página, me di cuenta de que llevaban toda la razón: ¡Es una novela desternillante!

Terry te sumerge en un mundo ficticio muy bien elaborado, decir que la imaginación de este autor es infinita y, a pesar de que parezca que sea todo un gran ida de olla, está muy bien estructurado y organizado. Porque, en efecto, esta novela se basa en el humor de lo absurdo: los personajes se verán arrastrados por una historia que no parece tener ni pies de cabeza pero que, dentro de este mundo ilógico, tiene su sentido. Sin embargo, uno de nuestros protagonistas, el mago Rincewind, es consciente de lo absurdo de las situaciones; mientras que Dosflores pulula por todo este caos como si tal cosa, de hecho, él mismo es un desconcierto andante. 

Los personajes son geniales. Rincewind es un mago que sólo conoce un hechizo, pero que no consigue recordarlo; en otras palabras, es un mago frustrado que se gana la vida entre ladrones y asesinos. Dosflores es un turista proveniente de un país extraño y que tiene un concepto de la realidad bastante diferente del que tiene Rincewind, éste tendrá que hacerle de guía al turista y acabarán metiéndose en mil y un líos; sobre todo debido al hecho de que a Dosflores le acompaña un baúl andante rebosante de oro. No obstante, mi personaje favorito es la Muerte. Sí, sí, en efecto: un ser encapuchado con una guadaña que va por el mundo recogiendo las almas de los moribundos. Pero la Muerte de Pratchett tiene más personalidad: es un desastre, se enfada cuando sus víctimas se acaban salvando y perseguirá a nuestros protagonistas para poder llevárselos con ella. No sé, me ha parecido un punto de vista muy interesante y, desde luego, muy divertido.

Tiene un final muy abierto y esto hace que desees leerte la siguiente. Sin embargo, aunque forma parte de una saga - según tengo entendido - se pueden leer los libros por separado, pues son independientes entre sí. ¡Tengo claro que en breve me haré con el siguiente!

En conclusión, este es un libro altamente recomendable: es rápido, ágil, con personajes muy bien creados y muy pero que muy divertido: en el tren me miraban raro porque me reía sola...


2 comentarios:

  1. Está muy bien, ya te lo dije. Auque hay veces que el humor es tan absurdo que has de pensar y todo para comprenderlo xD. Yo quiero comprarme el siguiente pero ahora mismo tengo bastantes lecturas por aquí, pero no descarto hacerlo durante el verano =D

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo en la estantería desde hace poco, tengo ganas de leer a Terry Pratchet, también me lo han recomendado muchísimo!!!

    ResponderEliminar